Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
     Inicio/ El cister en Portugal / Mosteiro de Sao Joao de Tarouca 

Situación

Sao Joao de Tarouca, Viseu, Portugal

Horario de Visitas

Octubre-abril 9h30 - 12h30 y 14 ´17h30

Mayo-septiembre

10 - 12h30 y 14 - 18

En el momento de mi visita, no existía nadie encargado de las visitas. Un parroquiano hace las veces de cicerone, pero no tiene un horario fijo

Propietario

Gobierno de Portugal

Estado de Conservación

Iglesia bien conservada, resto del monasterio en ruinas

Obras

No

Parece existir un proyecto de recuperación del IPPAR

Comunidad de monjes

No

Culto

Si

Restricciones Visitas

Lo comentado en conservación

Pagina Web

No

Otros servicios

No

Alrededores

Mosteiro de Santa María das Salcedas

Torre y puente medievales de Uncanha

Iglesia de S. Pedro Tarouca

Lamego

Mosteiro de Sao Joao de Tarouca

Considerado como el primer monasterio de la orden de Cister en territorio portugués, parece que en la zona existía un cenobio mas antiguo de tradición benedictina, el monasterio o eremitorio de S. Joao d Vellaria, en la unión de los ríos Veleria y Pinheiro, es donde se encontrarán restos de este primitivo monasterio. No se tiene constancia documental, hasta un documento datado en 1144, en el que se hace alusión a la orden del Cister en Portugal. Por tanto la hipótesis mas aceptada es la de que existía en la zona un centro monástico anterior y que en 1140, obtiene el reconocimiento del rey Alfonso Henriques, que apoyará el asentamiento de los monjes blancos, trasladando el monasterio a su emplazamiento actual, en el margen del río Varosa, fundando el monasterio como ex-novo. Alfonso Heriques, conocedor de la pujanza de la orden en Europa, y de la importante labor y prestigio de San Bernardo en los círculos de poder internacionales, solicita a Claraval el envío de monjes, para introducir la orden en territorio portugués.

De Francia llegaron solamente ocho monjes, uno de ellos sacerdote, para reformar el cenobio existente, transformando la abadía de monjes negros en una abadía cisterciense. Probablemente se mantuvo al abad existente y se nombra a uno de los monjes llegados Boemundo, como prior, y reformando progresivamente el monasterio a las nuevas formas del Cister.

La elección del lugar se hizo probablemente por ser un territorio donde no existían grandes monasterios benedictinos, que ejercieran presión sobre el, ni fuera un territorio bajo la influencia de los obispos de Braga o Coimbra, con gran poder en aquel momento. De esta manera, el rey se aseguraba un control absoluto sobre la abadía, lo que le proporcionaba un contacto directo con San Bernardo, en un momento en el que luchaba por su independencia de Castilla donde reinaba Alfonso VII.

El abad de Tarouca será encargado de representar a Portugal en el concilio de 1163, celebrado en Tours por el Papa Alejandro II. Durante doscientos años, la abadía de Tarouca, vive en el anonimato oscurecida por su abadía vecina Santa María das Salcedas, fundada a pocos kilometros, por la familia de Egas Moniz, con Teresa Afonso a la cabeza. El definitivo impulso para Tarouca llegará en el siglo XIV cuando el conde de Barcelos hijo bastardo del rey D. Dinis, uno de los hombres mas influyentes de su tiempo escoge la abadía como lugar de enterramiento. Hasta 1170, el monasterio comienza su expansión consiguiendo propiedades en la ribera del Duero, donde tiene importantes fincas vinícolas, explotará los recursos pesqueros de la zona y se extenderá hasta Aveiro donde explotará unas salinas.

El monasterio sufre remodelaciones durante los siguientes siglos, sobre todo el XVII en la iglesia y se extingue en 1834, con el abandono del lugar y el consiguiente expolio que ha concluido con su situación actual, donde se conserva la iglesia abacial y del resto solo quedan ruinas. Parece que la sala capitular de estilo románico era de especial belleza. Aunque en alguna página de internet existe un horario de visitas y se anuncian visitas guiadas, en el momento de mi visita, no había nadie responsable de esta. Un parroquiano del lugar que tiene la llave nos facilito la entrada (julio 2009). (Bibliografía)

 

 

1 Presbiterio
4 Tumba del Conde
2 Sillería coro
5 Sacristía
3 Sillería coro y órgano