Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica

 
 

Inicio
Generalidades
Historia del Cister
El Cister en la península Ibérica
Monasterios

Aragón

Castilla
Cataluña
Navarra
La Rioja
Galicia
Asturias
Portugal

 

web stats 


La arquitectura cisterciense

La estructura de los monasterios Cistercienses se ajusta a un plan que se repite en todos ellos, donde todo se ajusta a las necesidades de la comunidad, nada es superfluo y nada está fuera de lugar. La palabra que define a la arquitectura del Cister es "austeridad", nada debe distraer la atención de los monjes de sus obligaciones, el trabajo y la oración. No hay que confundir austeridad con falta de medios, pues la mayor parte de los monasterios suponen un despliegue de medios impresionante, sobre todo teniendo en cuenta , el entorno donde se desarrollaron. Muchas iglesias, son mas grandes que catedrales. La construcción y el trabajo de la piedra hacen pensar que se debería disponer de abundante mano de obra y además cualificada por lo que debió ser asalariada.

La arquitectura que conocemos hoy es monumental , cara y alejada de los principios fundacionales de pobreza de la orden, lo que indica la contradicción entre los ideales y la aceptación de donaciones que permitieron afrontar proyectos de gran envergadura. Precisamente el abandono de los decorados y adornos, convierte a la arquitectura cisterciense en la visión de una limpieza constructiva incomparable, que se une de forma indisoluble a una distribución espacial que responde estrictamente a su funcionalidad. Aunque no se puede afirmar que exista un estilo cisterciense propio, si podemos ver repetidas soluciones y estructuras en los diferentes monasterios, lo que ofrece un "aire de familia" que los caracteriza. (Bibliografía)

El monasterio se forma por el llamado "cuadro monastico", compuesto por, la iglesia, el claustro, la sala capitular, el refectorio, la cocina, la sala de los monjes y el dormitorio, completa la estructura la Cilla o almacén. El estilo cisterciense, es una transición del románico al gótico y en el se empiezan a experimentar las posibilidades de unos elementos, como las bóvedas de crucería, que al ser utilizados en los refectorios y en las salas capitulares, permiten obtener amplios espacios diáfanos que facilitan la vida de los monjes.

La reforma cisterciense, reniega de las recargadas abadías cluniacenses, donde se adornaban con profusión los capiteles tanto de los claustros como de las iglesias, por tanto, en las abadías del cister los adornos se limitan a motivos vegetales y geométricos, evitando la figura humana que distraería a los monjes de sus obligaciones y sobre todo de la mas importante, la meditación y el rezo. Solo en aquellas abadías, donde se realizaron reformas o se sustituyeron claustros, se pueden observar figuras humanas.

Las características de las distintas estancias, se analizan a continuación de manera individualizada. La práctica totalidad de los monasterios, comenzaban por la construcción de la iglesia y por la parte oriental donde se situaría el altar, despues seguirá el claustro y posteriormente el resto de las estancias. Existe otra serie de estancias como el calefactorio, que se situaba en la vecindad de la cocina y que era una sala donde se mantenía una chimenea encendida durante el invierno y en donde permitían estar a los monjes enfermos. Dependiendo de la ocupación de los monjes, existían salas de escritura o scriptorium, donde los monjes mas letrados transcribían y copiaban libros.

En los monasterios existía otra zona , la dedicada a los conversos, que normalmente era un edificio de forma rectangular dividido en tres pisos, uno semienterrado que era la bodega, otro intermedio, donde se situaba el refectorio y por ultimo otro mas elevado donde se localizaba el dormitorio. En algunos monasterios actuales, se conservan algunos de estos espacios, siendo de una gran belleza, a pesar de carecer en la mayoría de las ocasiones de adorno alguno.

 

Cuadro monástico

 

1.-Claustro

2.- Cocina

3.- Refectorio

4.- Calefactorio

5.- Sala capitular

6.- Iglesia

7.-Dormitorio

8.- Sala de los monjes

 

 

 

 

Arquitectura del Cister