Sala monjes  

Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
 Inicio / Arquitectura cisterciense/ Dormitorio
 

El Dormitorio

El dormitorio, es un espacio diáfano, en algunos monasterios de gran tamaño, lo que nos da una idea de la importancia numérica de la comunidad de monjes que lo habitaban. En muchos monasterios la sala está situada en un piso superior sobre el claustro y tiene una escalera que accede directamente a la iglesia. La arquitectura predominante, es la de un gran espacio rectangular cubierta por un techado con vigas de madera, sustentados por arcos de diafragma. Los monjes dormían cada uno en un catre en el dormitorio común. También la disposición de los dormitorios está determinado por la Regla de San Benito:

1 Duerma cada cual en su cama. 2 Reciban de su abad la ropa de cama adecuada a su género de vida. 3 Si es posible, duerman todos en un mismo local, pero si el número no lo permite, duerman de a diez o de a veinte, con ancianos que velen sobre ellos. 4 En este dormitorio arda constantemente una lámpara hasta el amanecer.

5 Duerman vestidos, y ceñidos con cintos o cuerdas. Cuando duerman, no tengan a su lado los cuchillos, no sea que se hieran durante el sueño. 6 Estén así los monjes siempre preparados, y cuando se dé la señal, levántense sin tardanza y apresúrense a anticiparse unos a otros para la Obra de Dios, aunque con toda gravedad y modestia. 7 Los hermanos más jóvenes no tengan las camas contiguas, sino intercaladas con las de los ancianos. 8 Cuando se levanten para la Obra de Dios, anímense discretamente unos a otros, para que los soñolientos no puedan excusarse.

 

La Iglesia
El Claustro
Sala Capitular
El Refectorio
La cocina

La cilla

Sala de los monjes