Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
  Inicio / El Cister en Galicia / Monasterio de Xunqueira de Espadañedo / La Iglesia
 

Monasterio de Xunqueira de Espadañedo: La iglesia

La iglesia tiene planta basilical con tres naves, sin crucero y con una cabecera formada por tres ábsides semicirculares, el central mas profundo y con un tramo recto, y los laterales que carecen del tramo recto. La tres naves son englobadas por una cubierta común de madera, a doble vertiente, sustentada por arcos transversales apuntados, que en la nave central se sustentan por ménsulas rematadas por fustes lisos, terminados por la parte inferior en una forma cónica, excepto la que forma el arco triunfal que se sustenta con columnas embebidas que llegan hasta el suelo. Las naves laterales de menor altura tienen igualmente arcos apuntados que en la parte que se opone a la nave central estan sustentados por columnas, mientras que la parte que se sustenta en las paredes laterales, lo hacen con ménsulas similares a las de la nave central. Los arcos formeros de medio punto, estan sostenidos por columnas adosadas con capiteles de adornos vegetales.

El ábside central ocupado por la capilla mayor, se forma por un tramo recto, donde se sitúa el presbiterio y termina con un ábside semicircular, muy frecuente en las construcciones románicas de Galicia y de toda la Península. Está cubierto por un retablo barroco que cubre las tres primitivas ventanas en este caso con una abertura muy estrecha que tendría la primitiva iglesia, la del centro se cegó posteriormente en época barroca como parece atestiguar el adosado que se puede ver en el exterior.

En cuanto al exterior, el ábside central está dividido en cinco tramos separados por columnas adosadas, muy deterioradas en la actualidad, rematadas por capiteles de adornos vegetales de hojas y bolas muy sencillos, y rodeando el alero del tejado, canecillos con el mismo tipo de adorno. El tramo central presenta un adorno que ha supuesto el cegamiento de la ventana central. Las ventanas laterales formadas por una estrecha luz rematadas por arcos de medio punto sutentados por sendas columnillas con capiteles de adornos vegetales.

Estamos pues ante una de las pocas iglesias abaciales gallegas, que mantiene casi intacta su estructura original, de un gran belleza, que no pude disfrutar por haber tenido que verla desde la reja que cierra su entrada, lo que me impidió realizar fotografías mas detalladas del ábside y de otras partes del interior de la iglesia.

 
         

Vista general de la iglesia con la tres naves y el ábside central

Izquierda.- Vista general de la nave central de la iglesia

Derecha.- Vista de la parte posterior de la iglesia con la reja que la cierra e impide el acceso al interior de las naves

Izquierda.- Vista de la nave del evangelio y los arcos formeros que comunican con la nave central

Derecha.- Vista de la nave de la epístola