Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
       Inicio / EL Cister en Castilla /Monasterio de Sandoval / La Iglesia
 

Monasterio de Santa María de Sandoval: La iglesia

La construcción se inicia a finales del siglo XII, tiene planta de cruz latina con tres naves, crucero y la cabecera formada por tres ábsides semicirculares. Se comienza a construir en estilo románico, que se emplea en la cabecera, en el crucero y en el arranque de las naves y se termina en estilo gótico pues las obras estuvieron interrumpidas y no se terminaron hasta el siglo XV, cuando se construye la crucería de las bóvedas y el portico de entrada, conocemos la fecha de esta nueva fase de construcción gracias a la inscripción que se conserva en la pared de la iglesia con fecha de 28 de marzo de 1462, siendo abad D. Pedro de la Vega.

En sus rasgos estilísticos, es semejante a la iglesia de Moreruela, con la que probablemente comparte taller de construcción. Pertenece al estilo de iglesia de ábside románico y probablemente se diseñó para tener unas naves mas largas que se debieron acortar para terminar el proyecto. La cabecera está formada por un ábside central semicircular y dos ábsides laterales, de la misma forma. El ábside central tiene tres ventanales con arcos de medio punto que actualmente estan tapados por un retablo barroco, que en su parte posterior tiene un relicario de gran tamaño. El arco triunfal es de medio punto como corresponde al proyecto original de estilo románico, mientras que los arcos de la nave central son ligeramente apuntados respetando la decoración de los primitivos de la iglesia, con perfiles rectangulares, lisos, al igual que los arcos fajones. Las bóvedas son de crucería destacando la que forma el crucero que tiene un perfil longitudinal en el sentido del eje mayor de la iglesia, lo que nos recuerda a las bóvedas sexpartitas que ya hemos visto en otros monasterios, como el de Piedra y las Huelgas, lo que nos hace mención al estilo castellano de la construcción. Los arcos que forman las bóvedas estan adornados por un doble perfil en bocel y uno central liso, convergiendo en el centro sin que existan claves.

Toda la iglesia tiene una gran sencillez en sus adornos, siendo la mayoría de los capiteles lisos y ni siquiera encontramos los adornos vegetales o geométricos propios del Cister. Los únicos elementos ornamentales los encontramos en una de las columnas de la ventana sur del ábside central, transformada en un báculo abacial, y en la portada gótica donde se disponen múltiples figuras, de monjes en cada uno de los capiteles que sostienen las arquivoltas tres lisas y otras tres labradas con elementos vegetales, una con hojas de roble, como símbolo de la resistencia y la firmeza de la fe, otra con hojas de berza, representando a la pobreza y sencillez propias de la orden y de hojas de cardo la tercera representando la humildad, propia de la regla benedictina. Entre estos adornos vegetales, se pueden encontrar figuras de animales, una rana, y figuras humanas en diferentes actitudes difíciles de interpretar por el deterioro importante que presentan, también existen algunas imágenes de demonios. La autoría de la portada se ha atribuido a algún cantero de la zona que también trabajó en la torre norte de la catedral de león , como parece atestiguar las marcas de cantero que se encuentran en ambos edificios (Bibliografía)

   
         

Izquierda.- Vista de la cabecera de la iglesia con los tres ábsides semicirculares

Derecha.- Nave central con la sillería del coro

Izquierda.- Detalle del ábside central, el retablo barroco oculta las tres ventanas románicas y solo un pequeño óculo en la parte superior permite la entrada de luz

Derecha.- El crucero visto desde el extremo sur, se puede apreciar la estructura de la bóveda del crucero de terminación sexpartita

Las tres ventanas situadas detras del retablo de estilo románico de factura sencilla pero de gran belleza

Vista desde el ábside de la iglesia, nave central y naves laterales

Derecha.- Enterramientos en la capilla central correspondientes a los condes fundadores del monasterio

Enterramientos en ambos extremos del crucero correspondientes a la familia Ramírez de Cifuentes
Portada del extermo norte del crucero que comunicaba con el cementerio. Es la única portada de estilo románico que se conserva en la iglesia. De forma abocinada con tres cenefas en zig-zag y dos arquivoltas en bocel liso, sostenidas por capiteles con sencillos adornos geométricos, que se continúan con columnas lisas, las del lado izquierdo se han perdido
Vista exterior de la cabecera de la iglesia con los tres ábsides, el central con las tres ventanas adornadas por columnillas y capiteles que sustentan arcos de medio punto. La fachada se adorna por baquetones en triple bocel, que separan los cinco tramos del ábside. Los canecillos del ábside central, contienen imágenes con figuras humanas en diferentes posturas,y otros con adornos geométricos, aunque en general están bastante deteriorados, los de los ábsides laterales son lisos y algunos han sido sustituidos por nuevos

Izquierda.- Relicario incluido en la parte posterior del retablo de la capilla mayor.

Derecha.- Detalle de la columna en forma de báculo de una de las ventanas del ábside central

Izquierda.- Portada de entrada a la iglesia, de estilo gótico, abocinada con seis arquivoltas que alternan un perfil liso en nacela con otro con adornos vegetales, sustentadas cada una por un capitel en el que la figura de un monje sostiene un libro u otro utensilio que determina su función en el monasterio. Las columnas lisasterminan en una basa simple sin adornos. En el tímpano se ve un grupo de esculturas con San Bernardo, Cristo crucificado y la Virgen sosteniendo al niño (derecha)

Izquierda.- Detalle de los capiteles de la portada con la imágenes de los monjes.

Derecha.- Imagen de rana situada detrás de la de un monje con las llaves que cuelgan de su cinturón quizás haciendo referencia al portero del monasterio

 

Izquierda.- Adorno vegetal de la portada representando las hojas de roble, se puede apreciar una bellota. El roble es una representación simbólica de la resistencia y la fortaleza.

Derecha.- La reproducción de las hojas de berza indicativas de la pobreza propia de la orden

Izquierda.- las otras hojas representadas son los cardos como representación de la humildad

derecha.- Un ángel situado en el vertice superior de la portada sujeta el escudo del abad que terminó las obras

Izquierda.- Imagen de la virgen en el tímpano de la iglesia, como ya se ha repetido todos los monasterios del Cister están dedicados a la Virgen, a la que profesan devoción especial

Derecha.- Representación de San Bernardo, en actitud de oración ante el crucificado y la Virgen