Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
     Inicio / EL Cister en Castilla / Monasterio de Rioseco / La iglesia
 

Monasterio de Rioseco: La iglesia

Es un edificio mezcla de muchos estilos. Su planta tiene forma de tau. Un ábside plano con tres naves con una anchura de 20 metros. La nave central, larga, estrecha y alta, tiene siete metros de anchura y cuarenta de fondo, allí destaca el coro comunicado con el claustro alto . Las bóvedas son de crucería, con nervaduras que convergen en claves con adornos policromados de difícil identificación en la actualidad.

La nave central no tiene ventanales al exterior, existiendo algunas aberturas en el muro norte para acceder al órgano y campanario. Solamente se ilumina el templo por la ventanas situadas en la fachada este. La cabecera es plana y rectangular sin girola, de una sola capilla cuadrada, flanqueada por otras dos de la misma forma, todas ellas comunicadas por grandes arcos ojivales. Por tanto estamos ante una de las iglesias que hemos denominado "estilo Bernardo".

El primer monasterio de Rioseco el viejo tenía una cabecera semicircular, como atestiguan los restos actuales. En la cabecera destacan tres ventanales geminados góticos , hoy cegados, siendo la parte mas primitiva y valiosa de todo el conjunto . Otras dos aperturas cuadradas, fueron abiertas en 1664 para mejorar la iluminación de la iglesia. La capilla del lado del evangelio llamada de las reliquias, o del Cristo y la del lado contrario se denominó de Santiago, en ella estaban las sepulturas de los Fernández de Isla. Poco mas queda en la actualidad, diversos retablos existentes en el monasterio se han dispersado por otras iglesias

 
         

Izquierda.- Vista de la cabecera y presbiterio de la nave central, tres ventanas de estilo gótico parcialmente abierta la del centro y cegadas las otras dos. Los vanos de la parte superior, aportan luz pero dan un aspecto de improvisación que desmerece el conjunto. Los arcos que comunican las tres naves, y la bóveda nervada que termina en una clave policromada.

Derecha.- Vista del presbiterio con la fachada oriental donde las nervaduras convergen en la bóveda, lo que rompe algo la estructura cuadrada de la capilla, a los lados dos arcos comunican con las dos capillas laterales

Izquierda.- Detalle de la unión de las tres naves de la cebecera, se puede apreciar la existencia de policromía en la bóveda.

Derecha.- Vista de la nave central, al fondo los restos del coro y en el muro norte las aberturas de entrada desde el exterior y la subida al campanario

Izquierda.- Detalle de la capilla de las reliquias y del arco que comunica con el presbiterio

Derecha.- Vista de las tres naves de la cabecera desde la parte sur y de los arcos que las comunican

Izquierda.- Detalle de la unión de la nave central con la capilla de Santiago.

Derecha.- Portico barroco que comunica con la sacristía en la actualidad es la entrada a la iglesia desde el exterior