Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
    Inicio / EL Cister en Castilla / Monasterio de Rioseco / El claustro
 

Monasterio de Rioseco: El claustro

El claustro que podemos contemplar en ruinas, es el que sustituyó al original claustro medieval del que no conocemos nada. La sustitución se produce en el siglo XVII, y serán mas una consecuencia de ordenes del Capítulo general de la orden perteneciente a la Congregación de Castilla. La documentación habla de que existieron dos claustros, el de la iglesia principal y el del refectorio, que probablemente era mas un lugar cerrado que un claustro porticado como lo entendemos en la actualidad. El claustro mayor se construirá en varias fases, se completaría hacia 1638 y concluido y cerrado en años posteriores. Esta construido en dos pisos, sus cuatro pandas se denominaron, la del coro situada al norte, se comunicaba con el coro de la iglesia en su piso alto, la de la sala capitular al este, del dormitorio al oeste y la de la bodega al sur. El estilo es barroco al gusto Herreriano. En el centro del claustro manaba una fuente construida por Diego González en 1590. Hoy nada queda de todo ello sino el esqueleto de piedra que nos hace imaginar su antiguo esplendor.

La Iglesia
 
         

Izquierda.- Vista del claustro bajo en la panda norte adosada a la pared de la iglesia

Derecha Vista del claustro desde el interior con los dos pisos con arcos de medio punto. Al fondo la espadaña de la iglesia

Izquierda.- Vista de la panda este del claustro de la que apenas se mantiene la estructura interior.

Derecha.- Vista del claustro desde el exterior de la panda sur