Iglesia 0  

Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
 Inicio / El cister en Castilla / Monasterio de Santa María de Bujedo de Juarros / La iglesia
 

Monasterio de Santa María de Bujedo de Juarros: La Iglesia

Tiene planta de cruz latina de una sola nave central de seis tramos que desemboca en un pronunciado crucero.

La cabecera situada a oriente tiene tres capillas, la central mas profunda y terminada en ábside semicircular, y las dos laterales mas pequeñas cuadradas. La capilla central formada por un tramo recto en el presbiterio y el ábside semicircular tiene un arco triunfal sostenido por dos columnas de pequeño tamaño, que arrancan de ménsulas de modillones de royo en la linea de imposta que recorre toda la capilla y pasa bajo las ventanas uniéndose de manera simétrica con el otro lado. Las dos columnas tienen capiteles sencillo de adornos vegetales y sostienen el arco de entrada de factura ojival. El tramo recto contiene dos ventanas la del lado del evangelio mas larga y la del lado de la epístola mas recortada por su parte inferior manteniendo la parte superior a la misma altura, al igual que las ventanas del ábside son de estilo románico y carecen de adornos, solo un arco semicircular que las cierra por su parte superior. En ambas paredes laterales existen rebajes del muro para facilitar la colocación de los elementos del culto. El ábside está dividido en tres tramos separados por columnas similares a las del presbiterio y sus cuatro columnas sostienen arcos prismáticos que convergen en la parte superior con una terminación lisa. Quizás por su sencillez de lineas y pocas pretensiones, tiene una gran belleza. Las capillas laterales compuestas por un tramo recto, al que se accede a través de un arco ojival sin adornos ni columnas de ningún tipo, y un fondo plano. Tienen a su vez sendas ventanas de factura similar a las de la capilla mayor. La bóveda que cubre el presbiterio es diferente del resto de la iglesia pues ademas de los cuatro nervios procedentes de las columnas, tiene otro en sentido longitudinal que la transforma en sexpartita. Las dos capillas menores están cubiertas por sendas bóvedas de cañón apuntado.

El crucero es pronunciado, destacando en su muro sur una ventana que correspondía con la escalera que subía al dormitorio, y la comunicación con la sacristía, una pequeña pieza rectangular cubierta por una bóveda de cañon. En el muro oeste se encuentra la primitiva puerta de comunicación con el claustro, actualmente cerrada, reallzándose el paso a través de otra puerta abierta en el primer tramo de la nave central. En el extremo norte hay un rebaje del muro cerrado por un arco apuntado y otra puerta tapiada que correspondería con la del cementerio. Las bóvedas que lo cubren son de crucería, la del crucero tiene una clave adornada en el punto de confluencia de los arcos que como en el resto son prismáticos.

La nave central como ya se ha dicho esta compuesta por seis tramos, separados por columnas igualmente sostenidos por ménsulas con adornos de modillón de rollo, con capiteles poco elaborados con adornos vegetales. En los paños se abren ventanas, tres en el lado del evangelio y dos en el de la epístola. El ultimo tramo esta ocupado por el coro de construcción posterior al resto de la iglesia. Las bóvedas son de crucería con las mismas características en toda la iglesia.

En la fachada occidental, tenemos la portada de claro estilo gótico, abocinada con tres columnas que sostienen capiteles vegetales que se continúan con arcos alternado en bocel y nacela y resuelto en su interior con un tímpano trilobulado. A cada lado encontramos sendos crismones. Encima de la portada una ventana con dos vanos enmarcados por columna hexagonales que terminan en arco apuntado, encima un óculo central y cerrando la parte superior cierra un conjunto de arcos abocinados similares a los de la portada pero terminados en semicírculo. Tanto la portada como la ventana tienen una chambrana de adornos geométricos que en su base tienen adornos de cabezas humanas, las únicas que encontraremos en el monasterio.

En el exterior podemos admirar la cabecera compuesta por el ábside semicircular y las dos capillas planas, todas con ventanas similares y con la misma estructura que en el interior. También las ventanas de la nave lateral son de la misma forma y adorno. Los canecillos son en su mayoría lisos, existiendo alguno con adorno geométrico poco elaborado.

 

 

 

 

El Claustro
 
         
Fachada occidental y pórtico de la iglesia
Portico Bujedo iglesia
Portada Bujedo iglesia
Crismones de ambos lados del pórtico Crismon1
Vista general de la cabecera interior y de la capilla mayor Bujedo Iglesia cabecera Capilla mayor
Capillas de la epístola y del evangelio Capilla epístola
Cruceros norte y sur Crucero norte Crucero sur
Nave central desde la puerta occidental y desde el presbiterio Nave central Nave central 2
Detalle del ábside interior y la cabecera exterior Abside interior
Puerta de entrada y sacristía