Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
 Inicio / El Cister en Castilla / Monasterio de Santa María de Bujedo de Juarros / Sala capitular
 

Monasterio de Santa María de Bujedo de Juarros: Sala Capitular

Situada en la panda este del claustro, no tenemos una fecha para su construcción, si bien debió alzarse a la parte final de la iglesia lo que nos sitúa en la parte final del siglo XIII o principios del XIV, de estilo gótico, tiene lineas sencillas y adornos vegetales en sus capiteles. La portada está compuesta por tres arcos ojivales de factura similar, el central baja hasta el nivel del claustro sirviendo de portada y los dos laterales se apoyan en dos basas corridas que lo separan del mismo. Cada uno está compuesto por tres arcos abocinados con adornos que podrían ser de bolas como atestiguan algunos restos que sobreviven en el externo y el interno, y liso el central, sustentados por pilares redondos a los que se adosan columnillas en las cuatro caras, muchas de ellas desaparecidas, los capiteles que conectan con los arcos son de adornos vegetales bastante deteriorados. El interior de forma rectangular está formado por dos naves de tres tramos sostenidas por dos columnas centrales de las que parten los arcos que forman las bóvedas ojivales y se continúan hasta las paredes donde terminan en ménsulas a media altura dejando la parte inferior diáfana. Las bóvedas rematadas por claves una de ellas tiene una oveja, una bandera y la flor de Lis, lo que, ¿podría ser el escudo del monasterio?. En la pared oriental tres ventanas cubiertas de alabastro proporcionan luz adicional a la sala., y en la sur dos rebajes cerrados por arcos ojivales con banco corrido en su parte inferior. El suelo al igual que el de la iglesia es de cantos rodados formando dibujos geométricos.

El claustro

 

web stats

 
         

Portada y pared oriental

Portada
Vista interior desde la portada y desde la pared norte
Vista del claustro desde la pared sur y vista general desde el claustro
Capitel de columna central y clave de la bóveda