Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
  Inicio / El Cister en Aragón / Zaragoza / Monasterio de Rueda / Sala Capitular
 

Monasterio de Rueda: Sala Capitular

Estamos de nuevo ante una obra, en la que a pesar de la renuncia a la expresividad figurativa y simbólica del románico, la elaboración cuidada y la limpieza de los adornos nos causa una gran impresión, quizás no tanta como la portada de Veruela , que es mas exclusiva, pero sin duda quedará en la memoria del visitante.

Compuesta por una puerta central y dos ventanales laterales, incluidos en una estructura abocinada con arcos ojivales conteniendo arquivoltas que muestran distintos adornos labrados en la piedra, unos con forma de orla, otros lisos de manera alternante y repitiendo las mismas estructuras en los tres espacios.

La estructura interior es como en todos los monasterios del Cister de bóvedas de crucería con dos columnas centrales aisladas de las que parten ocho arcos que se distribuyen entre ellas y hacia las paredes, donde el arco se cierra en columnas adosadas y truncadas, que descansan en ménsulas con adornos vegetales. Esta estructura produce un efecto óptico, como si las columnas centrales fueran el tronco de un árbol que se ramifica hacia el techo de la sala.

En la pared del fondo tres ventanales, permiten el paso de la luz del sol naciente, aportando iluminación y calor natural a la sala. Dos gradas corridas recorren la parte baja de los muros, donde los monjes se sentaban para asistir al capítulo diario.

web stats

 
         
Izquierda.- Vista de la portada de la sala capitular, puerta central de acceso y ventanas laterales. Estructura abocinada en las que la arquivolta central forma el vano y otras tres arquivoltas con adornos geométricos descansan sobre columnillas. Este mismo esquema se repite en la parte interior (derecha) Rueda sala cap 1 Rueda sala cap 2

Izquierda.- Detalle de la portada de entrada, las columnas centrales y pared del fondo.

Derecha.- Detalle de las ventanas laterales geminadas con arcos apuntados, y con orificio superior adornado con cuadrifolio alargado rodeado por adorno acordonado. Los capiteles son todos de adornos vegetales sencillos

Izquierda.- Vista de la bóveda de crucería de la sala capitular sustentada por arcos que terminan a media altura en la pared, rematados por ménsulas de adorno sencilla similar a los capiteles

Derecha.- Columnas centrales de donde parten ocho arcos que van a formar la bóveda de la sala capitular, cada arco reposa en un pequeño capitel prolongado por una columnilla que llega hasta la basa

Vista del muro oriental de la sala capitular donde se abren tres ventanales que aportan luz a la estancia. En la parte inferior las gradas de piedra que servían de asiento a los monjes