Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
   Inicio / Cister en Mallorca/ Monasterio de Santa María de la Real

Situación

Camí de la Real 69

Palma de Mallorca

07010

Horario de Visitas

Lunes a viernes

Mañanas

de 10.30 a 13.30 h

Tardes

de 16.30 a 19.30 h

Propietario

Congregación de Misioneros de los Sagrados Corazones

Estado de Conservación

Bueno

Obras

No

Comunidad religiosa

Si

Culto

Si, hay misas en la iglesia

Restricciones Visitas

No

Pagina Web

http://www.rutasramonllull.com/es/mon...

Otros servicios

Biblioteca que se puede acceder martes y jueves de 16.30 a 20 h

Alrededores

 

 

Monasterio de Santa María de la Real

A las afueras de la ciudad de Palma de Mallorca, a unos tres Km. de la antigua muralla, el "camí dels reis" nos conduce a la entrada del monasterio. No está claro a que se debe la denominación de la Real, algunas teoría lo asocian a la conquista de la ciudad por Jaime I, que estableció en esta zona su campamento real durante el sitio de Mallorca en 1229, mientras otras piensan que se puede deber a la existencia en la zona de huertas frondosas durante la época árabe y que el termino "arriat" que es la denominación árabe de huerta, terminaría catalanizado en La Real.

Como siempre los monasterios cistercienses requieren de terrenos productivos y de fuentes de agua, en este caso se nutre de las fuentes d'En Baster y de la Vila, siendo este lugar estratégico el escogido por el conde Nuño Sanç para el establecimiento de la comunidad. En el año 1232 ya existía constancia de la autorización real de Jaime I, para la fundación del monasterio, y en 1235 ya existía un asentamiento que inicialmente se situó en la Granja de Esporles, posteriormente se trasladan a una zona mas cercana a la ciudad en Son Cabrer o Real Vella y poco antes de 1266 a la ubicación definitiva actual.

El abad de la Real fue una figura preeminente durante la edad media, siendo el segundo en autoridad tras el obispo de la diócesis, y participaba de su segundo puesto en las cortes, tras el obispo durante el reinado de Jaume III, siendo además miembro del consejo real.

Existe una relación importante del monasterio con la figura de Ramón Llul, pues el betao paso tiempo en este monasterio donde escribió alguna de sus obras Art Major. Poco antes de morir Ramón establece en su testamento que sus libros custodiados en un cofre fueran trasladados al monasterio, objetivo que quedó sin cumplir.

El monasterio mantuvo su actividad hasta el 12 de agosto de 1835 cuando el capitán general de la isla conde de Montenegro, anticipándose al gobierno de Madrid suprimió todos los conventos, y se produjo la desamortización del monasterio y su abandono.

A finales del siglo XIX se inicia la restauración del monasterio, cambiando su orientación pues su nuevos moradores no eran monjes sino misioneros. El obispo Jacinto María Cervera, llamo a algunos presbíteros de la Congregación de los Sagrados Corazones y les confió las atención pastoral de los feligreses de la zona. Bajo su cuidado se emprendieron obras de restauración y conservación en el al de poniente del claustro

Mi agradecimiento al padre José que me permitió y me acompañó a visitar el monasterio, dándome una idea de la historia y la situación del monasterio

 

 

 

La Iglesia
El Claustro
Sala Capitular