Un recorrido por los monasterios Cistercienses

de la Península Ibérica


 
 
Generalidades
Monasterios
Aragón
Galicia

El Cister en Mallorca

Las islas baleares fueron conquistadas por los árabes en el año 903 pasando a depender del califato de Córdoba. El crecimiento de la ciudad de Madîna Mayûrga, en su denominación árabe permitió que la isla fuera un refugio de piratas que hostigaban constantemente naves de los reinos cristianos del mediterráneo, dificultando los intercambios comerciales entre ciudades como Pisa, Génova, Barcelona o Marsella.

Para intentar detener estos ataques Ramón Berenguer III conde de Barcelona, organiza una liga junto a otros nobles como el vizconde de Narbona y el conde de Montpelier y comienza una expedición en el año 1114 contra la isla. Se produjo un largo asedio de la ciudad durante ocho meses, teniendo que abandonar la empresa debido a la ofensiva almorávide en la península que llegó a amenazar Barcelona. El resto de la expedición desistió al poco tiempo abandonando la isla y llevándose un gran botín.

Fue Jaime I quien el 5 de septiembre de 1229 partió rumbo a Mallorca al frente de un ejercito compuesto por catalanes, aragoneses, marselleses, genoveses y de otras ciudades del mediterráneo así como mercenarios almogávares y una importante representación de caballeros templarios, en los que el rey confiaba especialmente desde que en su infancia, se formo en un castillo de la orden bajo la tutela de Simón de Monfort.. Se produce el desembarco en Santa Ponsa. Tras varias batallas entre las que destaca la de Portopí el 12 de septiembre, que al ser ganada por los cristiano permitió la marcha hacia la capital quedó despejada.

Al llegar a las inmediaciones de la capital, se asienta en un terreno elevado al norte conocido hoy día como La Real, donde establecieron las piezas de asedio para comenzar atacar la capital. Finalmente tras un intento de negociar la rendición de la Ciudad que fue rechazado por los Moncada (habían perdido a sus familiares en el desembarco) y del obispo de Barcelona que exigió venganza y exterminio. Finalmente la ciudad fue tomada el 31 de diciembre de 1229.

Los cistercienses en Mallorca

A raíz de la conquista el conde Nuño Sanç obtiene de Jaime I Ia autorización y donación para el asentamiento de la orden en la isla. Serán monjes de Poblet los que acudan y eligiendo precisamente el lugar donde se había asentado el campamento real durante la conquista, para la nueva fundación. El primer asentamiento se produce en otro lugar llamado la granja de Esporles en 1235, para posteriormente desplazarse a las cercanías de la ciudad primero en Son Cabrer o Real Vell y ya en 1266 al que será el definitivo asentamiento de del monasterio de la Real.

 

Monasterios
Monasterio de Santa María de la Real

web stats